Ir al contenido principal

La Bici en el Avión



Pregunta. Hola,Omar! Como te va todo? Espero que genial! Te quería preguntar algunas cositas, si no te importa. Es que voy preparando el viaje...Como metes la bici en el avión?, existe algún suplemento de eso, aparte del precio general del billete? Y también, que aparatos electrónicos llevas contigo? Supongo y usas la tablet o portatil, o nada de eso? Es que estoy con algunas dudas sobre eso también. Cuando tengas un ratito libre, por fa, contestame, si puedes. Me interesan mucho tus consejos. Mil gracias! Un abrazo!


--------

François Mourand, secretario del Alcalde de Carcassonne, Francia,
firmando mi cuaderno institucional en la sede del Ayuntamiento.

Respuesta. Te recomiendo que no lleves muchas cosas, porque las líneas aéreas tienden a cobrarte por cualquier exceso. Yo suelo llevar mis omnipresentes cuadernos institucionales para mostrarle al manager lo que otras personas y empresas han hecho por mí para hacer posible mis viajes. Trato de convencerle que no me cobre la bicicleta y mis remolques. Hasta ahora esto ha funcionado siempre.

Debes empaquetar muy bien tus cosas y, naturalmente tu bicicleta. Los empleados del aeropuerto se caracterizan por ser muy exquisitos aunque si sonríes y tal, puedes que halles a alguien dispuesto realmente a ayudarte.

Cada línea aérea tiene sus condiciones y los costos de tus maletas, incluída la bicicleta, pueden hacerte lanzar una exclamación tipo "Joder!". Aqui estamos nosotros versus ellos, aquellos quienes se rigen por normas y condiciones. El Mundo es así, no hay otra.

Aquí algunos tips que pueden ilustrarte y ayudarte:






Con respecto a si llevo conmigo el laptop, pues sí. Siempre.


Un saludo.







Comentarios

Entradas populares de este blog

Levedad

Una plácida tarde de Septiembre, no tan lejos de Le Petit-Abergement, me detuve a hacer una pausa. Sin pensamientos, disfrutando de esa luminosidad transparente; ojeando las vacas pastar, los pajaros volar, las hojas de los árboles danzar con la brisa suave. Simplemente un estar verdaderamente presente donde me hallaba encontrado. Ni siquiera me percaté de mi soledad y mi silencio. Era una pausa existencial, benévola, gratificante y hoy, memorable.

Ser Anónimo

No publicaré, como es lógico, el nombre de la destinataria ni su ubicación geográfica. Sólo diré que es una joven en sus 20's, que habla español y que vive en un país de habla hispana. En este punto pienso en el escándalo Cambridge Analytica que eruptó el 17 de Marzo del corriente año.

Ese dia, The New York Times, The Guardian y The Observer denunciaron que la empresa estaba explotando la información personal de los usuarios de Facebook, adquirida por un investigador externo que afirmaba estar haciéndolo para fines académicos.​ La consultora está acusada de haber obtenido la información de millones de usuarios, atentando contra las políticas de uso de la red social y de haber utilizado esos datos para crear anuncios políticos durante las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

Esta tarde, así se lo hice saber a esta usuaria, he hurgado en el contenido de su cuenta, de su cuenta pública. Entonces me dí cuenta de lo vulnerable que somos los que conservamos que nuestra cue…

Misterio o Alucinación

Había en aquella fria y arrugada carretera, en las inmediaciones del Parque Natural da Serra de S. Mamede, una sensación de  olvido sobrecogedor. Ya he trazado mi huella siguiendo mi camino hacia el norte, cruzandome con pocos vehículos hasta este hito. A la derecha, la frontera española; a mi izquierda, los centros ubanos que se extienden hasta el Atlantico. El chubasco es una proximidad y la acepto resignado. Olfateo el aire y huele a lluvia. Empujo la bicicleta y empiezo a pedalear al encuentro de lo inevitable. 

Unos pocos kilometros mas adelante, bajo una todavía fina precipitación, me percato que hay un automovil siguiendome. Me paro al instante. Varios metros detrás, el coche también se detiene. Me aferro a los manubrios y permanezco quieto. No necesito mirar atrás para ver el escenario. De repente, unas gruesas gotas de lluvia se abaten sobre la comarca. 

Han pasado unos minutos de eternidad cuando decido ladear la cabeza. El pavimento de cemento se expande hasta el horizonte, c…