Ir al contenido principal

Aquí Valleé-Jonction

Hoy es el 12 del 12 del 18, es decir, el 12 de Diciembre del 2018. Son las 1742, así escrita sin los dos puntos. Uno siete cuatro dos. Estoy sentado en la "sala" de estar, "sala" lo pongo entrecomillados ya que en realidad constituye una esquina abierta que da al pasillo de ingreso de la casa por el frente. Mi ingreso a la casa lo hago no por una puerta sino por una especie de ventanal elevada a unos 60 centímetros de la vereda de la calle. En Google Map, esta vivienda aparece como la fachada actual, poniendo el cursor por la Rue Principale. Pero si el cursor cambia de tercio por la Rue Champagne, al costado, la foto de esta casa cambia totalmente. Es un negocio de productos terapeuticos, con un cartel que reza: Boutique Detente. De ahí, el password del Wifi es detente209. Esto era un negocio regenteado por Suzzane y Jean-Claude, hoy convertido en vivienda dividida en dos partes, con sus respectivas cocinas y baños. De este lado, vivimos tres personas hoy dia, ya que hay cuatro habitaciones. Del otro lado, otras tres personas. Cada habitación cuesta unos 350.00 dolares canadienses por mes, es un negocio que si no fuera por la existencia Olymel, simplemente no hubiera sido posible.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   









Comentarios

Entradas populares de este blog

La luz de mi mirada

Mi mirada adquiere otra tonalidad, destella otra vez el entusiasmo y es armonía con el entorno. A principios de Junio, tengo pensado coger un avión rumbo a Japón. Será un sueño hecho realidad, un regalo por mis 55 años cumplidos (a cumplirse el 28 de Marzo).

Aún no he comprado el billete, pero en mi mente ya lo he hecho. Y, ya lo he anunciado aquí y allí. Pase lo que pase, mis dias en Olymel están contados. Talvés regrese a trabajar en la planta de Valleé-Jonction el próximo invierno. Talvés, no. Ahora, la temperatura en el exterior de la casa, hace -23ºC. 

Estoy durmiendo poco estos días, desde que decidí marcharme. He inventado una frase explícita: "prefiero cagarme de miedo que de aburrimiento". 

Me voy.

Ser Anónimo

No publicaré, como es lógico, el nombre de la destinataria ni su ubicación geográfica. Sólo diré que es una joven en sus 20's, que habla español y que vive en un país de habla hispana. En este punto pienso en el escándalo Cambridge Analytica que eruptó el 17 de Marzo del corriente año.

Ese dia, The New York Times, The Guardian y The Observer denunciaron que la empresa estaba explotando la información personal de los usuarios de Facebook, adquirida por un investigador externo que afirmaba estar haciéndolo para fines académicos.​ La consultora está acusada de haber obtenido la información de millones de usuarios, atentando contra las políticas de uso de la red social y de haber utilizado esos datos para crear anuncios políticos durante las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

Esta tarde, así se lo hice saber a esta usuaria, he hurgado en el contenido de su cuenta, de su cuenta pública. Entonces me dí cuenta de lo vulnerable que somos los que conservamos que nuestra cue…

Uno es el Cambio

Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo (Be the change you want to see in the World), que es la frase que se dice que pronunció Gandhi, sugiere que nuestras responsabilidades comienzan y terminan con nuestro propio comportamiento. Es una actitud apolítica, de sentido común.

Si pudiéramos cambiarnos a nosotros mismos, las tendencias en el mundo también podrían cambiar. Tal y como un hombre es capaz de transformar su propia naturaleza, también cambia la actitud del mundo hacia él. No necesitamos esperar a ver lo que hacen los demás.

Insiste en que la transformación personal y la social han de ir de la mano; nunca dice que baste con el cambio del individuo. Todo lo contrario. En su lucha por un mundo mejor, Gandhi insistía en que sólo un grupo de personas trabajando juntas con disciplina y persistencia podrá ser capaz de combatir la injusticia.

Por cierto, en esta era en que creemos que podemos reinventarnos a la manera que queramos, refundimos la sabiduría de los grandes pensadores a l…